Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

MOUSAKKA DE ATÚN.


Buenos días y feliz lunes.


Hoy os muestro mi versión de una receta que me gusta mucho desde que tengo uso de razón: la mousakka.






Este plato de origen balcánico y de oriente medio de se caracteriza por estar compuesto de capas de berenjena y carne sofrita con tomate, y en las recetas originales va gratinado con una salsa hecha de queso feta y huevo (que no de bechamel), y la carne era preferentemente cordero.


La receta más conocida es la griega, que es la que os apunto, pero hay más variantes: vegetariana, con patata y berenjena, con pollo, y... ¡con atún! Cuando la vi no he podido por menos que probarla. ¿El resultado? riquísima, fácil y barata, no se le puede pedir más.





Aunque estemos en vísperas de nochevieja no está de más recordar algunos platos fáciles, sencillos y económicos, que no deja de ser fin de mes...






Os apunto las cantidades para cuatro personas. La que veis en las fotos es una ración individual, ya que ayer estaba sola y no es cuestión de que sobre nada.


Tiempo: 20 min + 30 min de horneado.


Ingredientes (cuatro personas):


-2 berenjenas grandes.

-3 latas de atún, bien escurrido de aceite.
-300 cc de tomate frito.
-400 cc de nata para cocinar.
-2 cebollas pequeñas o una grande.
-3 dientes de ajo.
-orégano, pimienta negra recién molida, sal.
-AOVE.
-opcional: queso rallado.

Primero salamos bien las berenjenas cortadas en rodajas de 1 cm y ponemos en un escurridor una hora, hasta que suelten el agua. 


Las secamos bien con papel de cocina y las freímos, escurriéndolas bien. 


NOTA: me acaban de regalar la olla GM, y yo las he preparado con ella. Quedan bien y nada aceitosas.


Ponemos en un chorro de AOVE a sofreír la cebolla bien picadita y los ajos en láminas hasta que quede pochada. Añadimos el atún  el tomate, rectificamos de sal y dejamos hasta que se reduzca un poco el sofrito.


En una fuente de horno, colocamos las berenjenas bien acomodadas cubriendo el fondo del molde, vertemos encima el sofrito, repartiéndolo bien.


En un bol batimos ligeramente la nata con pimienta negra recién molida, orégano y sal. Cubrimos el tomate con esta mezcla. Llevamos al horno a 180º durante 30-40 minutos.


NOTA: podemos sustituir la nata por bechamel, obtendremos una cobertura más consistente. También podemos añadir queso que funda bien, a nuestro gusto.

Dejamos reposar 15 minutos antes de servir.

A disfrutar.


¡Gracias por estar aquí!



2 comentarios

  1. que rico!! un plato que me encanta y tu lo has bordado, bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Viví! Besos y felices fiestas!!!

      Eliminar