Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

Zanahorias Glaseadas a la Naranja.

El tiempo de las naranjas va llegando a su fin.



El pasado sábado se graduó mi sobrino mayor. Para celebrarlo, nos fuimos de montaditos y a mi no se me ocurrió pedir para beber otra cosa que zumo de naranja  natural. Mi marido puso el grito en el cielo, y masculló: "tienes naranjas pudriéndose en la nevera y tu vas y te pides un zumo fuera... ¡hay para matarte!" (por favor, en sentido figurado. Que nadie acuse a mi corderito de violencia machista.)



Y en esas que ayer abro la nevera, y no sólo me encuentro tres tristes naranjas haciéndome caritas, sino que también habían a su lado dos enormes zanahorias deslucidas con cara triste, pidiendo una oportunidad. Así que se me ocurrió que no tengo las zanahorias glaseadas en el blog, con lo que me gustan. Y además las he aromatizado con naranja, resultando una guarnición súper rica. Y así he dado salida digna a esas naranjas tristes y olvidadas, con las otras dos me he hecho un zumo y estaban dulces y ricas como nunca. Ahora sí que me he despedido de ellas con todos los honores.



Lo dicho, las zanahorias estaban feas y tristonas, pero nada que un buen pelador de patatas no solucione. Un toque de ralladura de limón y rematamos la faena.


Con esta receta participo en el Reciclando Sabores de este mes.




Tiempo: 40 min. +/-

Ingredientes (2 personas):

-300 gr de zanahoria, cortada en rodajas.
-1 cucharada sopera de mantequilla.
-1 cucharada sopera de azúcar moreno.
-el zumo de 1 naranja.
-ralladura de limón.
-sal y agua.

Preparación:

En una cacerola baja, ponemos la mantequilla y el azúcar a fuego bajo. Dejamos hasta que se haga un caramelo. Cuando esto ocurra, añadimos la zanahoria, el zumo de naranja y agua hasta completar medio litro de líquido. Salamos ligeramente.

Dejamos calentar al tiempo que desprendemos el caramelo del fondo. Cuando empiece a hervir, añadimos la ralladura de limón y dejamos cocer tapado, a fuego bajo unos 30 min.

Pasado este tiempo, si queda líquido subimos el fuego un momento hasta que espese. Listo.

Deliciosas como guarnición de carnes.

¡Un abrazo y hasta la próxima receta!

9 comentarios

  1. Ay madre! Pero eso nos pasa a todos, lo de tener fondillos de nevera que exigen un final digno a gritos... no pasa ná, se glasea uno unas zanahorias y chimpún

    ResponderEliminar
  2. Mabel eso es común en casi todas las neveras.
    Me gusta tu versión de zanahorias glaseadas, un sabor dulzón para acompañar carnes o pescados.

    Gracias por reciclar con nosotras.
    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Mabel eso es común en casi todas las neveras.
    Me gusta tu versión de zanahorias glaseadas, un sabor dulzón para acompañar carnes o pescados.

    Gracias por reciclar con nosotras.
    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Mabel me pillas en el poble más liada que nunca y hecha polvo como esos tristes de tu cocina.
    Me encanta la receta. Ingeniosa y recurrente. Muy rica, seguro.
    Besets y gracias

    ResponderEliminar
  5. Pero que buena pinta nunca las he probado asi!!besos

    ResponderEliminar
  6. Ya tiene otra seguidora más, su seguidora 173, pase y siga mi blog donde pone (participar en este sitio) en este enlace http://mibonitolugar.blogspot.com.es/ espero su visita

    ResponderEliminar
  7. Esta idea me ha parecido buenísima. ¡La hago enseguida!

    ResponderEliminar
  8. Mira que buena idea! Esto de reciclar sabores es una pasada, te vienen ideas que de otra forma no conseguirías, excelente receta.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. A mi, como no me van mucho las zanahorias :P no se me habría ocurrido glasearlas. Las hubiese ignorado hasta que estuviesen pochas del todo, jajaja. Pero mucho mejor tu solución, se ven muy apetecibles ;)

    ResponderEliminar