BEBIDAS

Licor de Naranja o Cointreau Casero.

10:37

Lo prometido es deuda, hoy os traigo al protagonista de algunas de las últimas recetas publicadas: mi Cointreau casero.



Hacía mucho tiempo que no preparaba este licor. Me encanta, antes lo tomaba en chupitos, pero ahora mis costumbres han cambiado y no acostumbro a tomar licores "a palo seco", a menos que se trate de una mistelita. Sin embargo, me encanta utilizar este tipo de bebidas en los postres. En concreto, lo habéis visto en las trufas con aceite de oliva y cerveza negra, y en la mousse de café. Y no será la última vez que lo use, ya que tengo alguna que otra delicia en pendientes.

El macerado de cáscaras de cítricos es la forma más sencilla de preparar un licor casero, simplemente ponemos los ingredientes en un recipiente bien tapado y dejamos macerar unas dos semanas en un sitio oscuro. El paso de añadir el almíbar es opcional: de esta manera se rebaja algo el grado alcohólico y resulta más suave para tomarlo como digestivo. Ahora bien, si pretendéis utilizarlo para cócteles y macerados, podéis suprimir el almíbar; yo usé el licor antes de añadirlo  para condimentar un pollo de corral, y me encantó el resultado. Ahora, que está más dulce y más ligero, ya no lo veo apropiado para cocinar el pollo. Sin embargo, para mis postres ha quedado ideal.



Un chupito de este licor tras una copiosa comida tampoco sienta nada mal... os lo aseguro.

Es importante que las naranjas no hayan recibido tratamiento con ceras. Intentad usar naranjas lo menos manipuladas posible (compradas al peso y no enmalladas en un mercado, por ejemplo, y no en un supermercado), y en caso de no encontrar lavadlas muy bien con un cepillito. La receta original sólo llevaba pieles de naranja y bolas de pimienta negra, pero yo esta vez he añadido la rama de canela y ha sido un acierto, el licor queda más aromático. Por cierto, como he utilizado las pieles de las naranjas, con esta receta participo en el reto de mi amiga Marisa y de Rosalia, Reciclando Sabores.



Tiempo: dos semanas de macerado.

Ingredientes (para unos 1200 ml, más o menos):

-750 ml de vodka.
-las pieles de 6 naranjas, sin la parte blanca (lo mejor es utilizar un pelador de patatas).
-6 ó 7 granos de pimienta negra.
-1 rama de canela.

Para el almíbar:

-1 vaso de 200 cc de agua.
-la misma medida de azúcar blanco.

Ponemos, en un recipiente capaz, el vodka, las pieles de naranja, la pimienta y la canela. Tapamos muy bien y guardamos en un sitio oscuro durante 14 días.

Pasado este tiempo, añadimos el almíbar, que prepararemos así: ponemos el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio, sin tocarlo. Cuando se haya disuelto, pasados unos minutos, y empiece a hervir, retiramos del fuego. Cuando haya templado, lo añadimos al licor.

Filtramos bien y embotellamos. Listo.

Mabel.

Te encantará:

9 comentarios

  1. Madre mía Mabel. ¡Qué delicia! Y vaya sorpresa de receta para Reciclando Sabores. Con lo que me gustan los licores de naranja.
    Llevo dos años queriendo hacer uno y no hay forma. Tú receta es diferente e imagino que con naranja de cosecha.
    Me encanta y me lo llevo.
    Mil gracias y un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En concreto lo hice con cáscara de navelinas, que aunque mi plantación es de clemenules, David tiene un árbol de naranjas para casa en un rincón del campo.

      Esta receta es un básico, y no me explico cómo aún no la había publicado, seis años de blog que llevo ya, jajjaja.

      Un beso grandísimo, Marisa.

      Eliminar
  2. Nenaaaa,
    Esta receta te la copio, me ha encantado!
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Copia, copia, que tienes mi permiso!!!
      Y me contarás que tal te sale, jajaja...
      Besos y abrazos para ti tambien!!!

      Eliminar
  3. Vaya, este licor hay que hacerlo ya, qué rico y para postres genial.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, es estupendo para emborrachar bizcochos y para aderezar fruta. Tengo algunas propuestas en la recámara, jejeje
      Te va a encantar si lo haces, seguro!!!
      Besos.

      Eliminar
  4. Mabel, todo un acierto aprovechar las piel de naranja, yo tengo un tuper lleno en el congelador. La piel es la parte más aromática de los cítricos, con esos aceite esenciales tan buenos.

    Yo hice una vez un licor parecido pero con las cascaras del limón, me anoto tu licor de naranja.
    Te he dicho que encanta?. Por cierto tengo aún guardada la botella tan bonita que me regalaste y seguro que llena de un licor como este, sería una manera estupenda de utilizarla.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hacía mil que no preparaba este licor. Es estupendo para aderezar postres y en la macedonia ni te cuento el puntito que le da.

      El que se hace con limón es el limoncello casero. Yo si tuviera buenos limones a mano (del árbol directamente, se entiende), ya lo habría preparado.

      Besos, Rosalía.

      Eliminar
  5. Esto debe estar buenísimo. felicidades por la receta.

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME