PATATAS

Patatas a la Riojana de Karlos Arguiñano.

8:00

Aún tendremos días fríos, de esos que te piden un plato reconfortante como éste...



Cuando entra un buen chorizo en mi casa, (léase literalmente), lo que me viene a la cabeza son unas lentejas y unas patatas como éstas. Nunca se me hubiera ocurrido publicarlas, pero este mes, las chicas del reto Cooking The Chef nos proponían elaborar una receta de (ni más, ni menos) el mismísimo Karlos Arguiñano.

La Providencia quiso que hace dos semanas mi suegro viniera de una excursión por tierras manchegas, y me trajese embutido de Albacete, que mejor no podía estar. Las morcillas, las he dejado secar porque así me gustan más, pero el chorizo, que era dulce, yo lo vi en este guiso contundente nada más sacarlo de la bolsa.



Receta que me ha acompañado desde la infancia, ya que a mi abuela le gustaban las patatas con chorizo y en invierno las hacía a menudo, (aunque no las llamábamos "a la riojana", de eso me enteré después), y que he disfrutado como una enana fotografiando (dentro de mis limitaciones, claro), y degustando.

Es un plato relativamente moderno, ya que (siempre según wikipedia), las patatas entraron en nuestras cocinas a través de Napoleón allá por el siglo XIX, cuando sirvieron de alimento para los jornaleros y fue cosa de sentido común que los riojanos y alaveses utilizasen sus chorizos de orza para acompañarlas, formando un feliz matrimonio que dio como resultado esta receta sabrosa y reconstituyente.



A mi, no hay receta casera que me recuerde más las tardes pasadas con mi abuela viendo al gran Karlos cocinando. Un clásico que no se debe perder y que se merecía estar presente en mi recetario.
El enlace original lo tenéis aquí.

(Nota: la calidad del chorizo es fundamental para el buen resultado de este plato. Y un pequeño reposo también  lo mejora sustancialmente).

Tiempo: 1 hora.

Ingredientes (dos personas):

-3 patatas medianas.
-1 chorizo hermoso (dulce o picante), o medio de esos que vienen doblados por la mitad.
-1 pimiento italiano.
-1 cebolla pequeña o media grande.
-1 ñora (o dos si son pequeñas).
-unos dientes de ajo sin pelar.
-1 guindilla seca.
-laurel.
-aceite de oliva y sal.

Primero, en una olla o cacerola ponemos un chorro de aceite y sofreímos la cebolla y el pimiento verde cortados finos, hasta que transparente la cebolla. Añadimos los ajos sin pelar, la guindilla y el chorizo a rodajas y dejamos un par de minutos.

Añadimos las patatas troceadas, cascándolas para que espesen el guiso al cocer, damos unas vueltas rápidas y cubrimos de agua, añadiendo el laurel. Dejamos cocer a fuego bajo unos 40 min.

Mientras, ponemos la ñora en remojo en agua caliente. Cuando el guiso lleve media hora, escurrimos la ñora, desechamos las pepitas, raspamos la pulpa con la parte roma de un cuchillo, sacando toda la que se pueda, y añadimos al guiso, dejando hacer los últimos cinco minutos dando algunas vueltas con la cuchara de madera. Dejamos reposar al menos 10 minutos.

Listo. Nunca unas patatas fueron tan sabrosas, ni tan sencillas...

Mabel.


Te encantará:

18 comentarios

  1. Pocos guisos hay que me gusten tanto como éste. Que pintaza!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. me la apunto para estos días que todavía está fresquito

    ResponderEliminar
  3. Uauuuuuuuuuuuuuuu guisote total... puro sabor, me encanta :)

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Que bueno!! estas patatas están riquísimas, de vez en cuando hay que comer platos con fundamento y calorias

    ResponderEliminar
  5. Con esta colección de ingredientes has conseguido un sabroso y atractivo plato. Me encanta!!! Nos encontramos en el próximo reto!! Besos,

    ResponderEliminar
  6. Mabel, muy rico plato, deliciosas patatas, a veces las he preparado y siempre es un plato de esos que te alegran el alma, sobre todo si hace un poco de frío. Tengo que comentarte que las patatas llegaron a Europa a partir del descubrimiento de América, unos años después, ya que las patatas son originarias de esos países del Sur. A Francia llegaron muy posteriormente, como en el Siglo XVIII.
    Besos y seguro que disfrutaste de este platazo campero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Patty. La verdad es que son un plato de lo más agradecido cuando hace fresquito. Tienes razón en cuanto al origen de las patatas, yo simplemente comento que entraron a España allá por el siglo XIX. Lo que es indiscutible es la procedencia americana de las patatas, así como de los tomates y los pimientos que tan importantes son en mi cocina.

      ¡Un abrazo grande y gracias por pasarte por aquí!

      Eliminar
    2. Mabel, quería decir en España, no en Europa. Llegaron a España a los pocos años del Descubrimiento de América, a principios del Siglo XVI, no el XIX. Estamos hablando de trescientos años de diferencia. Solo por aclararlo, es que no me había expresado bien. Más besos

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Jajaja, a veces me pasa que por querer documentar algo mis recetas meto la pata hasta el fondo. Sí que es cierto que la patata llegó a España mucho antes del siglo XIX, pero su uso como alimento no se extendió hasta esas fechas (o finales del XVIII). Al principio sólo se utilizaba como planta ornamental o como alimento para el ganado. Sólo las hambrunas consiguieron instaurarla como alimento, y fue por el norte de España donde antes se empezó a consumir de esta guisa. De todas formas, gracias por tu aclaración, cuando cuente algo de historia culinaria intentaré hacerlo de forma más precisa.
      Un fuerte abrazo Patty.

      Eliminar
  7. Espérame que llego con el pan :)
    Muchas gracias por participar
    Besos
    Aisha

    ResponderEliminar
  8. madre mía a mi pone un plato y me quedo mojando pan todo el día!! que pintaza...espectacular!!
    un besote

    ResponderEliminar
  9. Las patatas a la riojana me encantan por ese saborcillo de chorizo que impregna a las patatas. El tuyo ha quedado de lujo.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los platos de cuchara y este es uno de ellos!!
    Bss
    Cristina

    ResponderEliminar
  11. Uno de mis platos favoritos sin duda alguna, me requeteencanta ;)

    Bss

    ResponderEliminar
  12. Mabel!! que ricura de patatas, me encantan con un buen embutido creo que no pueden estar mejores, tus fotos me gustan mucho!!!!!!!! guardo estas delicias porque por acá en el sur se aproximan tiempos de frío y esta receta contundente y reconfortante será una de las que caerá en mi cocina.
    besos

    ResponderEliminar
  13. Qué ricas las patatas a la riojana!! y con fundamento! ;)

    ResponderEliminar
  14. Un viaje me ha impedido visitar a todos los participantes del reto de este mes. Poco a poco lo voy haciendo...llego a tu blog y veo esta receta que hace tiempo que no hago pero que gusta muchísimo en casa....tendré que hacerla, biennnnnnnnnn
    Nos vemos en la próxima. Bss

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME